ACGIL - Associació Cristiana de Gais i Lesbianes

L’ACGIL és un espai de trobada i de llibertat per a tots els cristians gais i les cristianes lesbianes que volen compartir les seves vivències, viure naturalment la seva fe i la seva homosexualitat, i així realitzar un creixement personal.
Subscriu-te a les notícies
Home > Notícies > Detall notícia

Detall notícia

« tornar a notícies

Iglesia católica italiana y personas Lgbt. Ensayos de pastoral

Artículo de Innocenzo Pontillo* publicado en el semanal católico “Adista Segni Nuovi” n° 9 del 4 de Marzo de 2017, pp.12-13

11/04/2017 - Las escasas palabras contenidas en la exhortación sinodal Amoris Laetitia son a día de hoy las únicas novedades del magisterio sobre el tema de la acogida de las personas homosexuales en la Iglesia católica? No será muy poco después de dos años de debate sobre el tema, bajo ciertos aspectos inédito, y dos Sínodos? En verdad esta discusión empezó mucho antes, amplificada por ese «Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarla?», palabras pronunciadas por el papa Francisco el 29 de julio de 2013 en el vuelo de regreso de la Jmj en Brasil. Desde entonces muchos se preguntan si realmente está cambiando algo en la Iglesia católica sobre el tema, conscientes de que «no todas las discusiones doctrinales, morales o pastorales se deben resolver con intervenciones del magisterio». (Amoris Laetitia, n. 3) Intentar hablar de lo que se mueve en la Iglesia italiana acerca de la acogida de las personas homosexuales y de sus familias significa justamente mirar a las «distintas maneras de interpretar algunos aspectos de la doctrina o algunas consecuencias que de ella derivan» (Amoris Laetitia, n. 3). Iniciativas que han empezado a salir a la luz, poquito a poco, también en la Iglesia italiana, haciendo visibles caminos pastorales de inclusión que a menudo ya existían desde hace tiempo, pero que no habían tenido nunca pleno derecho de ciudadanía en la Iglesia, o bien haciendo que otros empezaran. Intentamos volver a rercorrerlos juntos. La primera etapa es seguramente el documento final del Curso de formación para operadores pastorales “Acompañar espiritualmente en las fronteras existenciales: las personas homosexuales creyentes” (Casa del Sagrado Corazón en Galloro di Ariccia, Roma, 17-19 de abril de 2015) donde, por primera vez, unos cincuenta entre operadores pastorales y personas homosexuales, tras la invitación del Equipo de “espiritualidad de las fronteras” discutieron juntos sobre cómo arrancar un camino pastoral verdadero para las personas cristianas Lgbt, identificando en la escucha mutua y en el encuentro real la primera señal necesaria en la Iglesia para empezarlo. Esa invitación se transformó en un gesto concreto, pocos meses después de la clausura del Sínodo de la Familia, cuando en el IV Foro de Personas Cristianas Lgbt italianas (Albano Laziale 15-17 de abril de 2016) más de 150 personas cristianas lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (Lgbt), sus padres y los operadores pastorales que las acompañan encontraron, por primera vez, mons. Marcello Semeraro (obispo de Albano y secretario del Consejo de cardenales del papa). Fue un encuentro inédito, en el cual algunos padres católicos con hijos Lgbt preguntaron explícitamente a mons. Semeraro: «Porqué nuestra Iglesia no acoge a nuestros hijos?». Frente a sus preguntas algo ha sucedido. Avvenire, el periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, por primera vez habló de ese encuentro y en los meses sucesivos intentó dar respuesta a las preguntas de aquellos padres con una serie de artículos: Iglesia y cristianos lgtb. Las preguntas de los cristianos homosexuales (7 de mayo de 2016); Los grupos cristianos lgbt «acompañados» en parroquia (4 de octubre de 2016); La nueva pastoral. La Iglesia y los gays: «Así acogemos a quien pide ayuda» (28 de enero de 2017). También en la Convención nacional del Departamento Familia de la CEI (Asis, 11-12-13 de noviembre de 2016) por primera vez se quiso abordar la cuestión «de la experiencia de familias que tienen en su interior personas con tendencia homosexual (AL 250)… cuál formación para sacerdotes y acompañantes» a través del testimonio de un joven gay católico y de dos padres católicos con un hijo gay. Por primera vez se habló de personas homosexuales y de sus familiares dando voz directamente a ellos, haciéndoles contar sus propios caminos personales y de fe. A esta petición de un camino “a la luz del sol” también quiso responder la diócesis de Turín donde, desde hace algunos años, es activa una pastoral para las personas homosexuales. “Liberar las existencias” ha sido el primer retiro público organizado por la Diócesis de Turín (6-8 de enero de 2017) dirigido expresamente a las personas homosexuales, a sus familiares y a quien opera en este ámbito pastoral. En este encuentro quiso participar también el arzobispo Cesare Nosiglia que tomando la palabra dijo: «He venido aquí para escuchar vuestra voz y miraros a lo ojos» y concluyó con el deseo «Que vuestro grupo (de cristianos Lgbt) llegue a ser un puente entre el mundo homosexual y la Iglesia». Termino este viaje con una mirada sobre la realidad de los padres católicos con hijos Lgbt nacida en la diócesis de Parma, un fruto concreto del Julibeo de la Misericordia. Cuenta Corrado, uno de estos padres que, después de la apertura de la Puerta Santa en Parma, «al terminar el camino procesional, delante del obispo en el momento de la oración de los fieles, Michela y yo leímos delante de la asamblea formada por fieles procedentes de toda la diócesis, esta oración: “Nuestra familia con un hijo homosexual quiere hoy dar gracias de corazón al Señor por este don que nos hizo. Sí, nos sentimos una familia afortunada y bendecimos al Señor por habernos hecho este regalo que nos ha permitido gustar la riqueza y la belleza de las diversidades en la unidad sea de la familia que de la Iglesia. Pedimos para qué todos, de verdad todos, se sientan deseados, esperados, amados, acogidos por el corazón misericordioso de Jesús y por su esposa, la Iglesia”». Una invitación que impulsó numerosos padres con hijos lgbt, en diálogo con el obispo de Parma, a ponerse juntos a dar vida al inédito camino del grupo “Davide para padres católicos con hijos Lgbt” para re-descubrirse «tres veces padres»; porqué «sólo cuando nos hacemos conscientes de que podemos ayudar a nuestras comunidades y a la Iglesia a cambiar para ser más acogedores e inclusivos, para nosotros y nuestros hijos, nos hacemos padres por tercera vez». * Innocenzo Pontillo es un voluntario de Progetto Gionata

Descarregar arxiu:

pujar
Associació Cristiana de Gais i Lesbianes - C. Verdaguer i Callís, 10, 08003 - Barcelona - info@acgil.org
Disseny i programació: Clickart